Qué ha infectado tu árbol



Fitóftora. El hongo más nocivo

Phytophthora cinnamomi es uno de los patógenos más destructivos que existen en la naturaleza.
Se desarrolla en el sistema radicular del árbol, produciendo la necrosis paulatina de las raíces absorbentes, reduciendo/eliminando su capacidad de absorber humedad y nutrientes.
Como consecuencia, las hojas del árbol afectado comienzan a marchitarse produciéndose una defoliación paulatina, la muerte regresiva de brotes y ramas, y en algunos casos la muerte súbita.

La infectación del hongo de suelo puede producirse por:

- Procesos naturales:
Desplazamiento de las zoosporas del hongo a través de la película de agua que rodea las partículas de suelo, cuando éste está en estado de saturación.
- Procesos inducidos:
Rotura de raíces por obras civiles, exceso de agua de riego, etc.
- Propagación:
Cuando el suelo se satura con lluvia o agua de riego, las zoosporas se movilizan mediante sus dos flagelos, propagando la infectación dentro de la masa radicular del árbol atacado y/ó a árboles sanos cercanos, de la misma especie ó de otras especies susceptibles (coníferas, frutales, etc).

Para qué sirve nuestro tratamiento:
Para la recuperación de encinas, alcornoques, robles, castaños y otros, afectados por el hongo Phytophthora cinnamomi, tal como sigue a continuación:


Encina, alcornoque y roble:

Patólogía: “Seca de quercus”.
Patógeno: Phytophthora Cinnamomi.
Órgano afectado: Paquete radicular y suelos.
Sintomatología: Marchitez foliar, defoliación paulatina, muerte regresiva de brotes y ramas. Muerte súbita.
Efectos: Podredumbre radicular hasta la muerte del pié.
Prevención: Evitar suelos mal drenados o inundaciones estacionales por exceso de riego de praderas circundantes, etc. Moderar fertilización nitrogenada. Evitar rotura de raíces y heridas en la base del tronco por maquinaria, obras civiles, etc.


Castaños:

Patólogía: “Tinta del castaño”.
Patógeno: Phytophthora Cinnamomi.
Órgano afectado:
Materia orgánica existente en el suelo. Raíces periféricas y cuello de la raíz.
Sintomatología: Amarilleamiento precoz de las hojas, puntisecado de las ramas, marchitez foliar, ramas muertas, apertura de erizos antes de madurar el fruto, pérdida de tamaño y aborto de frutos. Al descortezar la parte baja del tronco aparecen manchas de color oscuro con bordes dentados hacia arriba.
Efectos: Podredumbre radicular hasta la muerte del pié.
Prevención: Evitar suelos mal drenados o inundaciones estacionales por exceso de riego de praderas circundantes, etc. Moderar fertilización nitrogenada. Evitar rotura de raíces y heridas en la base del tronco por maquinaria, obras civiles, etc.


Coníferas:

Patólogía: “Amarronamiento de las coníferas”.
Patógeno: Phytophthora Cinnamomi.
Órgano afectado: Paquete radicular y suelos.
Sintomatología: Síntomas de estrés hídrico crónico, crecimiento reducido, clorosis y pérdida de acículas.
Efectos: Podredumbre radicular hasta la muerte del pié.
Prevención: Evitar suelos mal drenados o inundaciones estacionales por exceso de riego de praderas circundantes, etc. Moderar fertilización nitrogenada. Evitar rotura de raíces y heridas en la base del tronco por maquinaria, obras civiles, etc.
NOTA: En pies con suelos secos y bien drenados, la penetración del hongo en el hospedador, es prácticamente nula.


Ver otras especies susceptibles de ser afectadas por Phytoptora